8.26.2007

Empezando a terminar...

Toda despedida tiene su dosis de nostalgia,
pero esta... ésta se me llevará el alma



Hace casi dos años fui bendecida por que conocí a pesar de haberlo visto antes, a un ser de luz, lleno de alegría, y vida, abstraído en su mundo particular, aislado, evadido de lo dañino del resto de la humanidad, y entregado por completo a disfrutar su propio mundo sin importarle nada mas.

Me enseñó a amar sin condición, sin esperar, sin pruebas, y sin causas, a entender las diferencias, a tener paciencia y otorgar mi tiempo sin medir, viví un ser hermoso en toda su extensión, me lleno de amor esperando solo amor, temerario y temeroso, con la vida por delante, viviendo cada instante como si fuera el único, como cualquier niño en plena conciencia de su inconsciente infancia. La vida lo puso en mis manos temporalmente, y me encontré responsable de un ser humano, sin saber qué hacer, sintiendo que yo misma no encontraba mi camino debí aprender a ser guía, en la incertidumbre de un camino desconocido. Él, desde su universo, con lo celoso de resguardar su mundo, el temor de dejarnos penetrar en el y la dificultad que representa para nosotros acceder a el, me invitó a entrar sin pedirlo, me llamó a comprenderlo, y a aceptarlo, a vivir con el, la manera, en que un niño de 3 años, autista, vive la vida al limite de su gusto sin importarle nada de lo que pase al rededor, sin pensar mas allá de los siguientes 30 segundos.

Es increíble lo que un niño te puede enseñar con y sin intención, es maravilloso lo que un niño que no te dice nada, té expresa con sus ojos que raramente miran a otros ojos.

En pocos días tengo q devolver esta bendición, entregar la responsabilidad que acogí con gusto, no porque lo desee, en mi interior sé que debo ver con alegría la reunión de una familia que ha sufrido mucho y que ha tenido que separarse sin desearlo, y debo seguir aprendiendo, seguir el camino que me queda, pero con la riqueza de haber podido aprender mas de la vida a través de un niño, me quedo con todo, me quedo con los apretones y los abrazos, las canciones y la alegría y el amor honesto de verdad y las cosquillas y las risas, me quedo con las noches en vela cobijándole los pies, me quedo con los cabezazos en la nariz y los pisotones, con el amor la paciencia y este sentimiento de agradecimiento con la vida por haber podido ser tocada por una luz tan intensa, con la que yo como una luna sé que tendré en mi alma eterna, mis momentos de plenitud.

Gracias Matías



1 comentario:

mensajera9017 dijo...

Querida Adri...el amor provoca amor
Y su luz influye en tu vida y quienes te rodean. Me emociono tu historia.
Y te deseo lo mejor. Que sigas iluminando a quienes te rodean y tambien a quienes compartimos la red.
FELIZ CUMPLEAÑOS!! y QUE LA SIEMBRA DE TU AMOR, SEA DEVUELTA EN CRECES.
UN ABRAZO, Mònica